De pasiones se vive

Soy fan absoluta de vivir la vida con pasión, al máximo, disfrutar de cada momento, de las pequeñas cosas, de las grandes también, valorar lo que tienes y amar cada cosa que haces, sino, no la hagas!

Para gozar de una buena salud mental es importante dedicarnos tiempo y pasarlo haciendo cosas que nos encanten y nos motiven. Leer, ver pelis o series, cocinar, viajar, jugar con tus hijos, escribir, cantar, pintar, la fotografía o el punto de cruz. Lo que sea, pero hazlo, dedícatelo, tienes derecho y te lo mereces.

Dicho así parece obvio y algo que damos por hecho, pero no todo el mundo disfruta de su tiempo, ni siquiera se lo dedica. No se para a pensar en “qué es lo que yo quiero, qué me gusta, qué me apatece hacer ahora”.

Aunque para algunos sea algo básico, me consta que hay personas que hace tiempo que perdieron la pasión por las cosas que antes les apasionaban, la pasión por la vida, la pasión por disfrutar de su merecido tiempo.

Escribo esto por que sé que algun@ llegará hasta aquí con apatía, sin poder recordar qué era aquello que antes le apasionaba tanto, estará perdido y necesitará que alguien le haga de guía para volver a descubrir eso que hace sentir mariposas en el estómago 🙂

Pues toma asiento, coge papel y boli y comienza a apuntar ideas. ¿Me permites un consejo? prueba algunas cosas aunque a priori no te llamen demasiado la atención, nunca se sabe dónde estará tu hobby más oculto 😉 A mi me pasó con la escritura, era algo que siempre he hecho con muchísima facilidad, escribía cuentos en el cole, he tenido algún que otro diario y tengo la capacidad para encontrar las palabras exactas y añadir floripondios a un simple párrafo. Pero jamás lo vi como un hobby y no era consciente de lo que disfrutaba haciéndolo, hasta que comencé mi primer blog en el 2013 y me di cuenta de que escribir formaba, sin yo saberlo, parte de mi lista de aficiones.

Otro de mis hobbies es la repostería, me relaja, me evado totalmente de todo, disfruto con los resultados y viendo cómo los demás disfrutan también. He de decir que me apasiona comer así que, con tal de poder saborear cosas deliciosas, me paso las horas que haga falta en la cocina. Aquí tienes mi blog, por si quieres echarle un vistazo.

Otra de mis pasiones es viajar, aunque no disfruto de este hobby tanto como me gustaría, no puedo quejarme. Puedo presumir de haber estado en el Cairo y haber visto Las Pirámides 🙂 Soy de las que tiene ese inmenso mapa colgado en la pared y lleno de pequeños alfileres.  Tengo un lista interminable de planes, viajes y aventuras. Intento hacer al año dos viajes en condiciones y luego alguna que otra escapadita. Aquí comparto contigo algunas de mis aventuras, de esas que marcan un antes y un después.

Me encanta el cine, me gusta leer y la música (qué sería de este mundo sin ella).

¿Aún sin ideas? ¿Sin mariposillas en el estómago? Sigue leyendo, echa un vistazo y apasiónate!!

– Hay gente que encuentra su pasión en el mundo de la solidaridad y el voluntariado. Es una buena forma de conocer gente y dedicar parte de tu tiempo a ayudar a los demás, algo que se nos devuelve en forma de satisfacción y alegría, y eso siempre es bueno para nuestra motivación 😉 Echa un vistazo, puede que encuentres algo interesante.

– Viajar sin duda nos aporta cosas muy positivas. Desde un viaje a lo grande y a miles de kilómetros de distancia, hasta una escapada de fin de semana a algún pueblo cercano. Salir de la rutina y conocer sitios nuevos nos recarga las pilas y ayuda a desconectar del día a día y de ciertas preocupaciones. Te cuento más sobre esto en mis posts sobre los beneficios de viajar y mi primer Camino de Santiago.

 

Print Friendly, PDF & Email

Anímate y participa, quiero conocerte!