Potencia tu determinación

Tardé en lanzar este blog tres meses. La idea estaba más que pensada, lo tenía diseñado a mi gusto, había hecho una lista de al menos 20 entradas con diferentes temas, estaba listo para ver la luz. ¿Por qué tardé tanto? porque me faltaba determinación, ese empujón para dar el salto. ¿Qué perdí en esos tres meses? Visitas, fans, gente a la que pudiera ayudar mis posts, oportunidades, conocimientos, experiencia. Quise que todo estuviera perfecto y lo fui retrasando sin darme cuenta de que nunca lo estará, habrá temas muy interesantes y otros no tantos, posts que inspirarán y algunos que pasarán desapercibidos. Fue Franck Scipion, en un mail que compartimos, el que me hizo ver que ya era hora de darme a conocer, “No temas, ahora toca el gran salto” me dijo, y así lo hice, con determinación 😉

De esto aprendí que el pretender que todo lo que haga sea perfecto sólo retrasa mi evolución. No dar el paso impide adquirir conocimientos y experiencia. Tememos errar pero esto es necesario para aprender, ya iremos corrigiendo errores durante el camino.

¿Qué nos impide tener determinación? Las excusas; las encontramos en nosotros mismos o en factores externos. Éstas son alimentadas por el miedo y la incertidumbre, algo muy normal, pero que debemos utilizar para darnos impulso en vez de para frenarnos y seguir en el mismo sitio en el que estamos y donde no deseamos permanecer. Como ya dije una vez, si quieres resultados distintos haz cosas distintas. Si quieres que algo suceda debes hacer el cambio.

Esto no es fácil, enfrentarse a uno mismo con sus miedos y dudas, pero más difícil es hacerse fuerte ante los comentarios de personas limitadoras, la mayoría sin intención de perjudicarte, pero que pueden llegar a arruinar tus planes de luchar por algo mejor si haces caso a sus propios miedos. Salir de la zona de confort o de lo establecido como “correcto” puede dar mucho vértigo y, por supuesto, crea incertidumbre y el desconocimiento de no saber si lo que nos espera es bueno o no tan bueno. Aprovecho esto para recordarte que puede ser que el primer camino que elijas como el definitivo resulte no serlo y te lleve a otro aún mejor, anque tú a priori no lo sepas. Nunca te pares, seguir caminando es lo importante, sólo así podrás avanzar y encontrar lo que buscas, aunque no sepas muy bien qué es 😉

En tu camino tendrás que tratar con estas personas, pues muchas forman parte de tu vida, pero tú decides el filtro que quieres usar con cada una de ellas. Sus consejos tendrán la intención de evitarte sufrimiento y errores, pero éstos son necesarios para crecer. Si tienes determinación por alcanzar un objetivo, procura no hacer caso a estos comentarios, entiende que son fruto del miedo que ellos sienten y déjalos marchar.

Intenta relacionarte con personas parecidas a ti, con metas similares, que compartan una misma visión de la vida, cargadas de positivismo y que sepas que van a enriquecerte y a apoyarte en tu decisión de alcanzar una meta.

Como resumen podríamos englobar este post en cuatro puntos:

– Decide qué camino vas a emprender y da el primer paso, es el más duro pero todo lo demás se irá dando a medida que avances.

Rodéate de gente positiva.

No tengas miedo a equivocarte, lo harás, pero también conseguirás éxitos aprendiendo de los errores. Éstos te darán experiencia y te ayudarán a crecer.

– No permitas verte en un futuro arrepintiéndote de no haberlo intentado.

Utiliza tus objetivos y lo que éstos aportarán a tu vida para tomar determinación en la cosecución de tus metas. ¿List@ para dar ese primer paso? 😉

“Hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad”, Albert Einstein.

Gracias por estar ahí y ¡a comenzar la semana con determinación!

Print Friendly, PDF & Email

Anímate y participa, quiero conocerte!