Mejora tu autoestima

¿Qúe entendemos por autoestima? Es la percepción que tenemos de nosotros mismos, tanto a nivel de comportamiento y personalidad como a nivel físico. Son todas esas evaluaciones que nos hacemos, los pensamientos que tenemos sobre nuestra imagen en general y los consecuentes mensajes que nos lanzamos, los cuales no hacen más que alimentar nuestra alta o baja autoestima.

Si hiciera una encuesta a los que están leyendo esto y preguntara cómo andan de autoestima, posiblemente la mayoría se inclinaría hacia una baja autoestima. Aunque todos sabemos la importancia de querernos y valorarnos, no es tarea fáci; el día a día, los obstáculos que van surgiendo, los automensajes negativos, la sociedad y el entorno que nos rodea, lo dificultan mucho.

Pero a estas alturas ya sabes que difícil no significa imposible. Si me sigues desde el nacimiento de este blog y te has propuesto “hacer los deberes” y poner en práctica todo lo que has aprendido, habrás observado de lo que eres capaz de conseguir. Estoy segura de que algo habrá cambiado en tí o en tu vida, por pequeño que sea, pero ya es algo. Y ese es el camino que quiero que continues.

Nuestra autoestima comienza a formarse desde la infancia y dependerá de cómo nos enfrentemos a críticas y valoraciones el que de adultos tengamos una alta o baja autoestima. Sin duda la adolescencia es la edad más crítica, es importante el entorno que nos rodea, cómo interactuamos con otros y el apoyo y relación que tenemos con nuestro círculo más cercano. Si durante la infancia hemos ido formando una sana autoestima, superaremos esta etapa sin demasiada dificultad, pero si llegamos a esta edad con una valoración negativa sobre nosotros mismos, el camino se hará más difícil e incluso intentaremos buscar seguridad en compañías o actividades dañinas y destructivas.

Independientemente de cómo nos haya ido, el cultivar una sana autoestima depende de nosotros y del trabajo que queramos hacer para conseguirlo. Yo soy un caso de manual, autoestima bajísima desde mi niñez, con una adolescencia complicada y restos de esa valoración negativa en la edad más adulta. Pero nunca es tarde para mejorar y estar a gusto con uno mismo. Creo que no hace falta que haga una lista de los maravillosos beneficios de tener una alta autoestima. Directamente voy a pasar a enumerar 10 pasos para mejorar nuestra autopercepción.

  1. Algo que ya hemos repetido en más de una ocasión, vigila el autodiálogo y los pensamientos negativos. Al fin y al cabo de esto trata la baja autoestima, de los mensajes que nos mandamos y las ideas que tenemos sobre nosotros mismos. Trabaja este punto y vuelve a leer el post que escribí sobre las ideas irracionales y el pensamiento negativo. ¡Piensa en positivo!
  2. No te centres en lo negativo o lo que haces mal. Piensa en tus virtudes y las cosas que se te dan bien. No persigas la perfección, simplemente plantéate mejorar usando tus mejores recursos.
  3. Desterra de tu mente la idea de que un error es un fracaso, y que un fracaso es el fin. Para aprender hay que caer, y cada error o situación que no salga como habíamos planeado, puede convertirse en la mayor oportunidad de nuestra vida. Volvemos al pensamiento positivo, no te detengas y sigue avanzando, puede que el camino que has escogido no sea el definitivo, simplemente la antesala de una gran aventura.
  4. Sal de tu zona de confort. Si cada día haces lo mismo te aseguro que no conseguirás demasiados cambios. Dejar a un lado la comodidad y lo conocido es algo que abruma, pero en el momento en que pisas la raya y das un paso hacia lo desconocido, un nuevo mundo se abre ante tí. No tengas miedo y atrévete a experimentar cosas nuevas, te prometo que lo que sentirás será como un chute de energía y ya no podrás parar.
  5. Decide cambiar y hazlo. Como siempre digo, todo lo que puedas controlar y puedas mejorar o cambiar, hazlo. Te lo mereces, vas a estar toda tu vida contigo mism@ y es importante estar a gusto con lo que tienes y con quien eres. ¿Eres quien quieres ser? Si no es así, trabaja cada día por y para ti, y quiérete mucho.
  6. Proponte nuevas metas, pero que no sean imposibles. Cuando queremos alcanzar un objetivo tendemos a fijarnos en el fin a conseguir y eso puede frustrarnos y acabar con nuestra motivación. Es muy importante tener proyectos y te animo a que los busques; cosas que te hagan feliz, que te apasionen, que eches de menos, que siempre hayas querido probar. Pero disfruta del camino, planteátelo paso a paso, mira por dónde vas y celebra cada logro. Cuando te des cuenta habrás llegado a la meta.
  7. Valora tus opiniones pues seguro que son muy valiosas. Todos tenemos grandes cosas que aportar, quizás no sobre todos los temas, pero nadie es experto en todo. Yo no entiendo de política, así que no se me ocurre meterme en conversaciones de ese tipo y no me siento inferior por ello, ¿sabes por qué? porque hay otros temas que sí me interesan y sobre ellos puedo aportar buenas ideas. ¿Nunca te ha pasado que alguien te ha pedido consejo sobre algo y te lo ha agradecido muchísimo? posiblemente tú considerabas que ese consejo o tus conocimientos no tenían ningún valor, pero a esa persona le sirvió mucho y en ese momento necesitaba a alguien como tú. Me da igual que sea sobre cocina, repostería, motores, remedios caseros o marcas de cerveza, todos tenemos algo de valor que aportar.
  8. No te compares con los demás y acéptate como eres. Sé que esto no es tan fácil como escribirlo, pero es importantísimo que trabajemos este punto. Si este es tu caso, no estás sol@, yo también era así y de vez en cuando vuelvo a caer. Pero en esos momentos hay que hacer parada de pensamiento y mandarnos un mensaje positivo y cargado de lógica. No somos perfectos, nadie lo es, y siempre habrá gente que destaque en algo más que nosotros, pero no en todo. No te olvides nunca de esto, esa persona con la que te estás comparando también tiene sus defectillos, sus problemas, sus días malos, no lo tiene todo. Cada vez que estoy en este punto, elimino estos pensamientos de mi mente y los cambio por otros que hagan referencia al valor que le doy a la vida y a lo que realmente me hace feliz; ¿tener un cuerpo perfecto, ser guapísima, tener mucho dinero, saber idiomas? no. Estar viva y poder disfrutar de la gente que me rodea es lo que quiero. El día en que esto acabe no quiero ser recordada por aspectos tan superficiales, quiero dejar el mensaje de que hay que disfrutar al máximo de tu gente y de lo que esta vida nos ofrece, y eso lo puedo hacer con celulitis, orejas de soplillo, calderilla en el bolsillo y hablando sólo español 😉
  9. Haz ejercicio. ¡A perezosa no me gana nadie! No no, tú tampoco 🙂 Pero moverse es beneficioso para muchas cosas, entre ellas, la autoestima. Cuando haces alguna actividad física tu cuerpo responde, te despejas, te sientes con energía, te sientes viv@ y ganas en salud. El ejercicio es muy importante para la mente, ya lo dicen “Mens sana in corpore sano”.
  10. ¡Vive! Haz cosas que te gusten, rodéate de gente que te aporte experiencias positivas, no renuncies a algo sin antes haberlo intentado, haz nuevos amigos, viaja, pasea por la playa o la montaña, ve al cine, ríete, abraza y besa, ¡y no dejes de leerme! jajaja

No pretendas conseguir grandes resultados en un día, hay que trabajar con constancia y con ganas, y siempre visualizando lo bien que nos sentimos cuando estamos a gusto con nosotros mismos y nos queremos. Tú eres importante, nunca lo olvides, y no hay nadie en el mundo entero que sea igual que tú.

No esperes más y ponte a trabajar en tu autoestima. Si necesitas contarme algo o tienes alguna duda sabes que estoy aquí. Escríbeme un mensaje a través de este formulario y te responderé lo antes posible.

Y no quiero despedirme sin antes comentarte algo, hay veces que necesitamos una ayuda extra y alguien que nos guíe. Ese es el momento en que tenemos que dejar a un lado los miedos y prejuicios y aceptar esa mano amiga que nos brindan los psicólogos. Si tú sol@ no puedes, no lo dudes, jamás te arrepentirás y es una de las mejores inversiones que podrás hacer.

Ahora sí, gracias por estar ahí y espero que tengas una maravillosa semana. ¡Quiérete y sé feliz!

Print Friendly, PDF & Email

Anímate y participa, quiero conocerte!